Un derecho adquirido

Opinión
13 Octubre, 2017
Hablemos de Central

La transparencia en Rosario Central vive tiempos de prosperidad

La motivación a volcar estas lineas alejado está de los sucedido el pasado martes en la asamblea del club, y quizá si en el presente que se está viviendo en el otro club de la ciudad. Las imagenes que se vieron en los últimos días del presente institucional que viven los pechos hasta no hace mucho tiempo tenían como principal protagonista a Central, y es por esto que merece un analisis de nuestro presente, el cual pareciera haber cerrado aquella nefasta etapa. 

Fuerzas de choques organizadas por el oficialismo de turno, vallas que distanciaban a los directivos de los presentes, hostilidad a los socios concurrentes o el impedimento a la hora de poder plantear inquietudes o sugerencias dejaban al desnudo que las cosas no iban tan bien como los medios querían hacer ver en sus principales paginas. Sino ¿como se explica que los directivos ingresaban y salian por las puertas de atrás del recinto evitando cualquier contacto con el socio?, ¿Eran los aquellos opositores -los cuales hoy son gobierno- los responsables del clima hostil que reinaba en ese tiempo?

En estos días se pudo ver a distintos referentes de la oposición cuestionando a la comisión directiva por la poca concurrencia que tuvo la última asamblea -la cual se desarrolló en el día y horario que historicamente se hicieron-. Vale destacar que la misma se realizó en la previa de un partido atractivo para todo el mundo futbolero, lo cual puede haber sido un condicionante valido, pero en definitiva no determinante para justificar la escasa masa societaria que se llegó hasta el cruce alberdi. Ahora, desde Hablemos de Central nos preguntamos ¿Estas son las principales objeciones que tiene para hacer la oposición de Central en cuanto a la actualidad del club?

Desde este lugar celebramos el presente. Estos tiempos nos encuentran con notorios avances en cuanto a rendición de cuenta, participación e inclusión del socio en el desarrollo diario de las diferentes áreas del club y marcados espacios donde poder decidir el futuro inmediato de Central. Las habituales asambleas informativas, o los días de atención al socio son derechos que hemos naturalizado todos los Canallas, pero no debemos dejar de aprovecharlos. Debemos exigir y potenciar estos canales para que esta, o la comisión directiva que sea, tenga claro que la voz del socio es la única valida para definir los destinos de la institución.