Reflexiones del almuerzo del domingo

Opinión
30 Julio, 2017
Hablemos de Central

Hay un proceso iniciado que ha revalorizado de forma significativa al club

No es casualidad que Central se dispute refuerzos con Racing, Independiente o San Lorenzo, hay un proceso iniciado que ha revalorizado de forma significativa al club. Se me vienen a la cabeza novelas de mercados de pase con Miguel Caneo como protagonista, que terminaba eligiendo clubes como Quilmes, no porque Caneo sea mal jugador, sino porque el prestigio del club estaba totalmente desdibujado.

Conscientes de no conformarnos con esto, ojala dentro de unos años le disputemos nombres a Boca o River, hoy por lo menos nos damos el gusto de tener jugadores en el club que son altamente pretendidos por ellos y podemos decirles que no, -aunque después las pretensiones personales de los jugadores y el aparato mediático favorable a los poderosos nos pongan en jaque-.

Es una decisión que parece haber adoptado el club, la cual celebramos pero también reconocemos que va a llevar mucho tiempo imponerla, porque los objetivos de Central durante muchos años fueron muy pobres, como tratar de engrosar el promedio, o alguna que otra clasificación a un torneo internacional cada tanto. Ojalá este sea el camino que sigamos durante las próximas décadas.

Hoy, por el momento vemos grandes avances, vemos un equipo competitivo semestre a semestre y que lo plasma en la cancha, porque en estos últimos tres años Central disputó el 30 o 40% de esos partidos que ningún futbolero argentino quiere perderse, incluidas tres finales, cuartos de final de copa libertadores o finales apasionantes de campeonatos, como el del 2015.

Resumiendo: Central desde hace un tiempo a esta parte ha iniciado un camino muy potable, y pese a lo frustrante de no haber campeonado, aun estando a nada de conseguirlo, entendemos que este es el camino que nos esta revalorizando y consolidando como uno de los clubes con más potencial del fútbol argentino y no debemos claudicar en la búsqueda que hemos iniciado.

Sigo comiendo, saludos!