Pensando en lo que viene

Mercado de pases
26 Mayo, 2017
Hablemos de Central

Los dirigentes ya trabajan en el armado para la segunda parte del año.

Con el objetivo de clasificarse a una disputa internacional, Rosario Central afronta los últimos compromisos del torneo. En un campeonato donde supo reinventarse, con un nuevo técnico, a base de trabajo y un equipo de jerarquía, por estas fechas el Canalla se muestra como un plantel consolidado, con figuras de renombre, y un ambicioso estilo de juego que vuelve a ilusionar a todos los hinchas.

Claro está, pensando en el armado del próximo plantel que dispondrá Montero, la clasificación a una copa internacional será vital. En la actualidad, Rosario Central cuenta con nombres de jerarquía que serían grandes incorporaciones en cualquier equipo del medio local, los cuales no solo son motivados por suculentos sueldos, sinó por un proyecto de club ambicioso que pueda dar a sus carreras un salto de calidad. En este aspecto, competir fuera de los limites del territorio argentino es una condición casi indispensable para poder retenerlos.

Este mercado, con respecto a los anteriores, tiene un contexto distinto para Central. Los principales valores por los que el Canalla tendrá que esforzarse economicamente están en la institución, Teofilo GutierrezDiego Rodríguez y Washington Camacho son los nombres que más ocupan al mundo Canalla.

La situación de los tres futbolistas es la misma, están a prestamo en el club con opciones de compra significativas, rindieron lo esperado y más en algunos casos, y son titulares indiscutidos en el armado del técnico uruguayo. El asunto está en la erogación de dinero que representa al club la contratación de los tres futbolistas, la cual osila los 5,5 millones de dolares, cifra superior a los ingresos por Walter Montoya o Franco Cervi por citar alguna comparación. Otro de los casos que demandará una inversión es la continuidad de Javier Pinola, a quien se busca renovarle el contrato con un considerable y merecido aumento.

Según pudimos averiguar, tanto Washington Camacho como Diego Rodríguez tendrían encaminada su continuidad en el club, y hoy el nombre que ocupa a los dirigentes Canallas es el de Teo Gutierrez. Es noble también recordar que fue un jugador por el cual recibieron muchas criticas por parte de los medios, los cuales llegaron a calcular cuanto le había salido cada gol de Teo a Central o a compararlo con la ridicula contratación de Héctor Bracamonte allá por el año 2012. Esos mismos hoy hablan de "obligación" por parte de los directivos por retener al colombiano.

Más allá de estos tres casos, Rosario Central deberá reforzar algunos sectores en los cuales los jugadores que tiene actualmente no cubren las espectativas para vestir los colores del club. Caso Villagra, Burgos, Gissi, Delgado y Cetto -el cual dejaría el fútbol y ocuparía la secretaría técnica del club-.

Además, la salida de Damián Musto es casi un hecho, dado que el jugador está convencido de emigrar del club por cuestiones personales, ya que desde la dirigencia le habrían acercado una oferta para renovar por un monto exactamente igual al que le ofrecen en el exterior. El punto de inflexión está en que el volante siente que cumplió un ciclo en el club y busca medirse en ligas de mayor jerarquía que la Argentina. Otro de los posibles casos a emigrar es el de Víctor Salazar, por el cual todavía no hay ninguna oferta concreta, pero en caso de conseguirla no vería con malos ojos cambiar de aire.

El desafío que tendrán los dirigentes Canallas va por el lado de asegurar la continuidad de algunos jugadores, de ahí en más podrá pensar en refuerzos, o porque no apostar a los juveniles, los cuales al lado de jugadores de jeraquía se han potenciado de sobre manera y representan uno de los bastiones de esta gestión.