Tinta fría

Medios
21 Marzo, 2017
Hablemos de Central

Mauricio Tallone y su obsesión CENTRAL

“A rio revuelto, ganancia de pescadores” reza el popular dicho, y un sector del periodismo rosarino parte de ahí a la hora de arremeter contra nuestro club. ¿Será que durante todo el 2015 y parte del 2016 se quedaron con las ganas? Probablemente. La realidad es que el recambio por el que está pasando Central es agua en el desierto para estos oscuros personajes, los cuales aprovechan para tirarle duro al club que marca la agenda de la ciudad y pone un plato de comida en sus mesas, haciendo honor a la tiranía y cobardía que arrastran sus nombres.

Mauricio Tallone, jefe de redacción de Ovación –diario históricamente pingüino- es uno de los que encabeza la lista. Conocido por sus embates hacia nuestro club ha demostrado a lo largo del tiempo su odio por los colores de la ciudad con distintas editoriales. Entre las más recientes se destacan sus amenazas a Eduardo Coudet con supuesta “información extrafutbolística”, su análisis del ciclo del Chacho al frente de Central titulado “Carné de Perdedor” y sus tendenciosas notas buscando tiranizar la figura de Teofilo Gutierrez desde su llegada al club, entre otras.

Ayer, nuevamente se pudo leer en las páginas del pasquin de la ciudad una nueva editorial de este “periodista” cargando directamente contra la conducción de la cantera de Rosario Central, la cual desde hace dos años a esta parte está a la vista de todos, que se encuentra en franco crecimiento. En la nota denuncia que tres representantes –Guillermo Fechenbach, Félix Jaureguizar, y Guillermo Aliprandi- tienen monopolizada la representación de futbolistas en las inferiores Canallas.

No es nuestro interés aclarar, ya que entendemos que sería entrar en el juego de este nefasto personaje, pero para tranquilidad de los socios y para hablar con fundamentos, los cuales no pudieron verse en las líneas escritas por Tallone, pudimos averiguar, y alejado de la realidad está el dato expuesto, ya que entre los tres no llegan a representar 20 jugadores de los más de 180 que integran las inferiores de Rosario Central.

Nuestro club está viviendo tiempos de recambio, y los oportunistas ven un momento ideal para empezar a formar opiniones confusas desde espacios llenos de impunidad. Un club repleto de socios comprometidos, va en contra de sus negocios, y nunca como en estos tiempos sufrieron tanto el presente de Central. Hoy, nuestra responsabilidad no basta solo con conocer desde donde escribe cada persona, sinó también defender los intereses de Central alertando a cada Canalla sobre quien es quien. Como socios, nos gustaría que los directivos del club planten bandera en defensa de la institución y prohíban el ingreso de estos operadores mediáticos a nuestras instalaciones.

Tallone, un pingüino anti Central, que vive y come de las criticas a nuestro club.